REVIEW: El Demonio Neón

Cartel_ElDemonioNeon

Calificación Cine Pro: 3.5/5

Jesse, es una chica aspirante a modelo que se muda a Los Angeles para cumplir sus sueños, ahí descubrirá el terrible y peligroso mundo de la moda, donde despertará la envidia de las demás modelos que intentarán apropiarse de su belleza y juventud.

“La belleza no es lo es todo, es lo único”, señala uno de los personajes a la mitad del film, con lo que se promueve explícitamente la fina crítica que Nicolas Winding Refn hace sobre la industria que pulula alrededor de la noción cultural de belleza; más allá, de la cosificación excesiva de los humanos para la satisfacción de deseos colectivos; y más aún, sobre la exagerada enajenación que produce un complejo narcisismo en los sujetos integrados en dicho ambiente. Todo en 117 minutos.

Frases como la anterior, directas y sentenciosas, aparecen durante todo la película con la intención de mejorar la construcción de estas concepciones; en ese sentido, el guión es meticulosamente acertado, no obstante, también se manifiesta en éste el mayor defecto de la película. Debe aclararse, El demonio neón se funda a través de dos vertientes narrativas, por un lado la diegésis como tal y, por otro, digresiones audiovisuales muy poderosas que crean un ambiente de delirio en el que, eventualmente, el espectador caracteriza la complicada psicología de cada uno de los personajes. De estas dos, es la historia de la protagonista la que resulta poco natural y su continuidad se ve afectada por forzar los hechos para que se llegue al sitio final, el cual, a pesar de los dos primeros actos flojos, cierra con gran maestría la unidad de la obra cinematográfica. En el caso contrario, dichas digresiones audiovisuales marchan a la perfección debido a lo electrizante de sus encuadres, que van desde acercamientos a la gesticulación de los actores -mención especial a Jena Malone, quien lo hace espectacular en todo momento- hasta planos generales en el que se maneja claramente cada uno de los elementos visuales; asimismo, el trabajo excepcional de Cliff Martinez, quien entrega el mejor de sus labores desde el 2011 con Drive para terminar por dar forma a tales secuencias.

The neon demon nace como una consecuencia de conceptos culturales que se han ido desarrollando en los últimos años: los reflectores, la fama y la egolatría del individuo. Su resolución y valor audiovisual le tienen un lugar especial en algunos sectores del público, mas no para todos y mucho menos para la crítica.

Nicolas Winding Refn representa, en su sustancialidad, un estilo cinematográfico; aunque es cierto que posee antecedentes a los que se remite, las reiteraciones de los diversos elementos identificables en su filmografía hacen que se pueda hablar de un continuo que ha venido puliendo desde 2008 con BronsonThe Neon Demon se revela como una de las columnas de dicho estilo. Para quien ha gozado anteriormente del trabajo de este director, encontrará en esta película una de sus predilectas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s